10 Secretos para viajar en primera clase gratis (o muy barato)

Por Redacción 22 May, 2016 Tips para viajar

Todos alguna vez hemos escuchado el rumor de que se puede viajar en primera clase sin pagar la millonada que cuesta un boleto. ¿Será cierto o solo es una mentira de los ricos para mostrarse “humildes”?  La realidad es que sí es posible y prácticamente cualquiera lo puede lograr, inclusive, según comenta el portal Fox News Travel, cerca del 80% de los pasajeros que viajan en primera o en clase ejecutiva no pagana más que uno de clase económica.

Para que tengan una idea de que es totalmente posible, en un post anterior ya habíamos comentado el cómo un experto de viajes pudo viajar en primera clase de Nueva York a Australia gratis. Este caso fue algo extremo, sin embargo hay muchos otros caminos para lograrlo. Por esa razón les traemos el día de hoy 10 formas –o mejor dicho– 10 secretos para volar en primera clase o clase ejecutiva por lo mismo que cuesta un billete en clase económica.

viajar gratis primera clase

1. Viajar mucho (pero de verdad mucho)

Como se menciona en uno de los párrafos anteriores, gran parte de los que viajan en primera  o en business tienen el estatus de viajeros frecuentes, por lo tanto no necesitan pagar el costo del boleto completo. ¿Por qué sucede? Las aerolíneas crean programas de “lealtad” para conseguir clientes cautivos; entre los beneficios está subir de clase sin costo extra y entrar en las zonas lounge de los aeropuertos.

Puede que no sea la forma más económica, sin embargo podemos decir que es la más efectiva ya que cuando llegas a cierto status (depende de cada aerolínea los requisitos), puedes volar en primera cuando quieras.

Si viajas frecuentemente, como puede ser cada 15 días, este punto es para ti.

2. Unirte a un programa de fidelización o viajero frecuente

Aunque realmente no viajes tanto, el estar unido en un programa de fidelización tienen ciertos beneficios. Por ejemplo, en algunas aerolíneas cuando compras el primer boleto te dan una cierta cantidad de puntos o millas que las puedes cambiar para subir de clase.

Otra gran ventaja, pese a que estés en la categoría más baja, es tener muchos beneficios que en raras ocasiones se pueden conseguir si no estás afiliado. Entre ellos está el hacer el “upgrade” en el caso de sobreventa en temporada alta (esto se explicará más abajo).

3. Unirte a una tarjeta de crédito

Con un funcionamiento similar al de los programas de viajero frecuente, en el mercado hay un buen número de tarjetas de crédito que para “fomentar al consumo” dan algunas recompensas y entre ellas están boletos de avión gratis o actualización de clase sin pagar un cargo extra.

Puede que en teoría está sea una forma fácil de subir de clase, sin embargo hay que estar conscientes que las tarjetas de crédito generalmente tienen intereses altos y puede que termines endeudado si no la sabes utilizar adecuadamente. Ojo.

4. Comprar los boletos en línea

En ocasiones (no sabemos la razón exacta), las aerolíneas suben de clase a los clientes que hayan comprado su boleto de avión por medio de la página de la compañía. Comenta Bill Casimiro, uno de nuestros colaboradores, que aerolíneas como Air France y KLM tienen la costumbre de hacerlo en temporada alta para evitar así problemas de sobreventa más adelante.

No es tan común que pase, pero siempre queda latente la posibilidad.

5. Registrarse en un boletín y recibir códigos especiales

Normalmente en las webs de las compañías aéreas viene una caja de suscripción por correo electrónico. Para incentivar que la gente se registre, mencionan que “te darán ofertas exclusivas y noticias de interés”.  Muchas veces esas “ofertas especiales” son códigos que te permitirán cambiar de clase económica a ejecutiva o primera gratis, sin embargo hay que tener en cuenta que lo más habitual es que sea en una ruta en específica y por tiempo limitado.

6. Llegar temprano al vuelo

Si eres una persona extrovertida que no le cuesta trabajo pedir las cosas, este consejo es para ti.

Por lo mismo de que hay muchas rutas saturadas, es frecuente que las aerolíneas con la intención de llenar sus aviones vendan más boletos de los que realmente hay disponibles en clase económica; a esto se le llama comúnmente como sobreventa.

Si llegas tempano al vuelo, puedes pedirle con amabilidad al personal que documenta si hay la posibilidad de hacer el upgrade. Si llegara a existir esta posibilidad, te van a anotar en una lista en la que unos cuantos minutos antes de cerrar el mostrador te confirmaran tu nuevo pase de abordar en primera clase.

Se puede decir que es bastante circunstancial y poco común que pase, sin embargo no está de más intentarlo.

7. Llegar tarde al vuelo

Muy relacionado con el caso anterior pero visto desde otro enfoque.

Cuando facturas antes de la hora de cierre, puede que el avión esté lleno y ya no haya asientos disponibles a causa de la sobreventa. Entonces muchas compañías (por ley) están obligadas a darte un ticket Premium para ese vuelo o el siguiente. Desafortunadamente no todas las compañías tienen el deber de dártelo, así que hay que tomar ciertas precauciones antes de intentarlo.

Otra situación que hay que tener muy presente es que si esperas mucho puedes perder el vuelo (nada recomendable), por lo que vas a tener que pagar por otro billete.

8. Conocer a alguien en la aerolínea

El típico discurso de “si conoces a alguien puedes lograr muchas cosas”, también funciona con las aerolíneas.

Si conoces a algún piloto o personal de la compañía de alta categoría, le puedes pedir que te ayude a conseguir un boleto de primera clase. Es verdad que para muchos no parece algo ‘correcto’ hacerlo, sin embargo no es ilegal ya que está dentro de las políticas de la mayoría de las compañías aéreas.

Si tienes los contactos, utilízalos a tu favor.

9. Pedir que te cambien de asiento en el vuelo

Si ya en vuelo tienes algún problema con el asiento que estás, por ejemplo, que no se recline bien, la bandeja de los alimentos esté dañada, el entretenimiento de abordo no prenda, etc. Dile al Tripulante de Cabina que si te puede cambiar de asiento. En el caso de que todos los asientos de clase económica estén llenos, por fortuna para ti están obligados a darte uno en ejecutiva o en primera clase.

Por cierto, si viajas en una aerolínea de low cost de una sola clase y no hay más asientos disponibles para cambiarte, puede que te den un boleto de cortesía para tu próximo viaje (o algún descuento atractivo).

10. Tener suerte

Las aerolíneas tienen un funcionamiento que solo ellos entienden. Hay días que cuando facturas, sin explicación alguna, te dan un pase de abordar de primera clase. ¿Por qué? Nadie lo sabe, pero si te toca ¡Felicidades! Y disfrútalo porque te ahorraste varios miles de dólares en vivir una experiencia que por lo menos una vez en la vida todo viajero debe de vivir.

¿Tienes algún secreto extra? No lo olvides dejar en los comentarios.

Puede Interesarte