Travel Shopping

Es probable que el sueño de todo viajero es encontrar vuelos baratos al momento de preparar un viaje ¿Por qué? Según estimaciones de smartertravel.com, prácticamente el 30% del costo total del viaje se va en el transporte, específicamente en pasajes aéreos. Así es, si consiguiéramos un buen descuento, ¡imaginen las posibilidades que tendríamos! Por ejemplo, ir a un mejor hotel,  alargar el tiempo de estancia, comprar más recuerdos o simplemente ahorrarlo y utilizarlo para alguna necesidad que tengas. Es decir, los vuelos baratos van a ser tu prioridad desde hoy.

Desafortunadamente la búsqueda de buenas ofertas no es una ciencia exacta ya que hay muchas variables en el camino que hay que tener en cuenta, sin embargo con los útiles consejos que les daremos a continuación, podrás conseguir las tarifas aéreas más económicas disponibles fácilmente.

 

1. Reservar con  anticipación

Puede que sea la creencia más común a la hora de buscar tickets a bajo costo. ¡La verdad es que sí es efectivo!

Por cuestiones de inflación y fluctuaciones en la demanda, el precio de los boleto cambia prácticamente todos los días. Según algunos expertos en economía, el mejor momento para comprar boletos es 60 días (2 meses) o una semana de antelación.

Aunque no especifican las razones, mencionan que haciendo un análisis minucioso a varios miles de vuelos, encontraron este patrón.

“A los 60 días es cuando el precio más baja en promedio, sin embargo una semana antes es cuando están las ofertas más atractivas porque las compañías tienen la necesidad de vender sin importar lo que cueste”. Comenta el bloggero Rick Steves.

2. Usa las escalas

En el caso de viajeros de negocio puede ser contraproducente ya que “el tiempo es dinero”, pero para los viajeros comunes es una buena alternativa para considerar.

Las mejores ofertas en los sitios de viajes (llámese Despegar.com, Expedia, Bestday, Kayak, etc.) por lo general tienen alguna escala medio “rara” en lugares que no tengan mucho que ver. Por ejemplo un viaje de México a Madrid haciendo escala en Colombia o uno de Estados Unidos a la India vía Ámsterdam.

Si vas a viajar a otro continente, puede que lo mejor para ahorrar algunos dólares es conseguir vuelos con escala.

3. Toma como tu primera opción las aerolíneas de bajo costo

Este punto suena de lo más obvio pero hay personas que se les olvida (no es broma). Afortunadamente en la actualidad hay una gran cantidad de aerolíneas de bajo coste en el mercado e incluso en muchas de ellas sale más barato que viajar por otros medios considerados tradicionalmente más económicos como lo son los autobuses, trenes, ferrys o por carretera.

¿Es incómodo viajar en estas aerolíneas? Sí, pero hay veces que vale la pena el ahorro.

4. Ve si hay descuentos si no documentas equipaje

Algunas aerolíneas te dan la posibilidad de conseguir tarifas más bajas si no documentas equipajes. Por lo general el ahorro es del 15% aplicado al boleto, lo que serían siendo entre 20 a 100 dólares dependiendo la ruta.

Para mochileros y aventureros que nos les importa llevar mucho más que el equipaje de mano, es una excelente opción que vale la pena tomar en cuenta.

5. Investigar (mucho)

Investiga tanto como puedas y no te vayas por la primera página que encuentres en Google. A pesar de que este post está relacionado con vuelos económicos, también aplica a la hora de reservar en hoteles y tours.

Te recomendamos visitar nuestro artículo sobre cómo aprender a leer reseñas de viajes como todo un profesional.

6. Usar rutas alternas

*Este punto va específicamente a rutas en Europa y Estados Unidos.

En algunas regiones del mundo hay una densidad impresionante de aeropuertos. Para que se den una idea, en ciudades como Londres o Nueva York hay 3 terminales aéreas distintas en el área metropolitana. Una forma muy efectiva de ahorrar grandes cantidades de dinero en pasajes aéreos es utilizar aeropuertos secundarios en vez de la terminal principal de la ciudad.

Sin embargo hay que tener en cuenta que probablemente tengas que agregar otros costos si está algo alejado del destino donde vas a estar (véase boletos de tren, metro, tren, taxis, etc).

7. Contáctate directamente con la aerolínea

Cuando no hay alguna oferta interesante en los buscadores de vuelo, el siguiente paso lógico es marcar directamente a la aerolínea o ir a sus mostradores en el aeropuerto.

Afortunadamente en gran parte de los casos sí puedes conseguir tarifas risibles, en especial en vuelos de “última hora” ya que cuando hay alguna cancelación, los boletos disponibles no los vuelven a subir a las bases de datos públicas, sino que los manejan únicamente ellos.

8. Rutas de alta densidad

Las tarifas aéreas son literalmente una guerra entre las compañías. En rutas saturadas con gran densidad de aerolíneas operando, los costos siempre van a ser a la baja. Por ejemplo, en rutas en Asia como la famosa “Hong Kong-Taiwán” puedes conseguir boletos desde 80 dólares viaje sencillo, mientras que en rutas de más o menos la misma distancia en otras partes del planeta llegan hasta los 800 dólares.

¿Cómo es posible? La ley de la oferta y la demanda. “Entre mayor sea la oferta disponible, el precio disminuirá proporcionalmente al número de posibles compradores.”

9. Caza ofertas con las agencias de viajes y aerolíneas vía internet

Gracias a las redes sociales, las empresas (de cualquier ramo, no solo de viajes), cada vez tienen un contacto más directo con el consumidor. Una de esas ventajas es la posibilidad de encontrar ofertas de último momento que no se pueden encontrar en medios más tradicionales como lo son la radio y la televisión.

El consejo es agregar a tus redes sociales, aerolíneas y agencias de viajes. También intenta suscribirte a los boletines vía email para que te lleguen las ofertas sin la necesidad de entrar a la página web de la compañía.

10.  La temporada baja será tu mejor amiga

Los consejos anteriores pueden aplicar en cualquier momento del año, sin embargo comprar en temporada baja sigue siendo lo más barato que hay. Para entenderlo a fondo hay un dato clásico que dan los sitios de viajes: la diferencia entre temporada alta y baja en el precio de los boletos de avión puede llegar a ser del 1000% (difícil de creer pero es verdad).

Ahora la pregunta es: ¿Cuáles son los meses de temporada baja? Según informes de la IATA, se considera temporada de baja afluencia de pasajeros los meses de enero a mayo y septiembre a noviembre, aunque aclaran, puede variar de destino a destino.

Tus próximas vacaciones inténtalas planear en alguno de estos meses del año. Vas a ahorrar bastante.

 

Loading Facebook Comments ...

No hay comentarios