¿Viajas con medicamentos? Esto es lo que necesitas saber

Por Redacción 16 Nov, 2017 Tips para viajar

Si vas a viajar en avión y necesitas algún tipo de medicación, sin duda es de vital importancia llevar tus medicamentos.

Como bien lo explica la organización International SOS:

“Hoy en día con el mundo globalizado en el que vivimos, hay miles de viajeros que dependen de sus medicamentos de receta. Por esa razón todo los pasajero debe saber qué hacer cuando viajan con sus medicamentos.”

Aunque muchos de los viajeros lanzan las aspirinas y los medicamentos de receta como si nada dentro del equipaje, lo cierto es que es fundamental tener algunas consideraciones antes de empacarlos, ya que incluso medicamentos que no están controlados pueden ser ilegales (algo habitual en los viajes internacionales).

Entonces ¿Qué es lo que debo de hacer si viajo con medicinas?

Antes del viaje

Ve con tu médico

Si tienes pensado viajar (incluso más si es por un periodo prolongado), una de las primeras cosas que deberías de hacer es hacer una visita a tu médico de cabecera.

Él o ella te dará toda la información necesaria sobre el suministro que necesitarás y también te podrá orientar sobre las limitaciones en los aeropuertos y en las aduanas. De igual manera, en muchos de los casos será tu doctor el que te de una receta oficial para que puedas transportar la medicación sin problemas.

Investiga

Además de visitar a un profesional de la salud y preguntarle todas tus inquietudes, también es recomendable hacer una investigación por tu cuenta.

Por lo general en las páginas web de las compañías aéreas tienen un apartado relacionado con los medicamentos; ahí te explican los requisitos para llevarlos en el equipaje de mano y algunas consideraciones en el caso de que necesiten un manejo especial (refrigeración o en presentación líquida). Si no llegas a encontrarlo, intenta comunicarte con el área de atención al cliente; ellos te ayudarán.

También, no hay que olvidar investigar las limitaciones, ya que algunos de tus medicamentos (inclusive sin receta) pueden ser ilegales en otros países. Por ejemplo, muchos antigripales o medicamentos contra las alergias que contienen pseudoefedrina o codeína están prohibidos en gran parte del mundo.

Para más información si vas hacer un viaje internacional, puedes preguntar en la embajada o en algún centro de atención del país al que irás sobre las limitaciones con los medicamentos.

Ponte en contacto con tu aseguradora

Si por alguna razón no puedas llevar la dosis que necesitas durante el periodo que estarás de viaje, lo siguiente es hablar con la gente de tu seguro médico.

La mayoría de las pólizas para viajes internacionales cubren los medicamentos, pero es posible que primero te tenga que hacer una evaluación un médico certificado por ellos. Por eso es importante preguntarles antes de hacer el viaje.

Te puede interesar ¿De verdad valen la pena los seguros de viajes?

Al momento de empacar

¿Cómo empacar?

Para mantener organizadas las medicinas, lo ideal es guardarlas dentro de una bolsa de plástico que cuente con sello hermético (tipo ziploc), o de un botiquín de plástico.

Si es posible, trata de llevar siempre los medicamentos en sus empaques originales. Esto te ahorrará muchos problemas al momento de pasar los filtros de seguridad (abajo lo explicamos más a fondo).

Siempre llévalos en el equipaje de mano y nunca en el facturado

Un error bastante común que debes de evitar es guardar los medicamentos en el equipaje de facturación.

Como mencionamos en el artículo ¿por qué se pierden las maletas en los aeropuertos?, hay una buena posibilidad que te tu equipaje se termine demorando o inclusive extraviando. Y también no hay que olvidar que el personal de los aeropuertos no son los más cuidadosos del mundo con el equipaje…

Los únicos casos en los que sí debes facturarlo es cuando se superen los volúmenes máximos en el equipaje de mano o cuando ya se consideren artículos peligrosos (materiales inflamables, hielo seco, etc.). Pero fuera de esto no tendría que haber ningún problema.

Intenta llevar dosis extras

Los viajes suelen estar llenos de imprevistos que ni siquiera las personas más precavidas pueden pronosticar. Por ejemplo, te puede tocar mal clima y tengas que estar un par de días más en el lugar en el que estás antes de regresar a casa. Por eso, es recomendable tratar de llevar una dosis extra para cualquier eventualidad.

Es verdad que no siempre es posible hacerlo y más cuando son medicamentos controlados, sin embargo, no está de más intentarlo.

Durante el viaje

Siempre ten los documentos de prescripción y recetas a la mano

La mejor manera de probar que los medicamentos son tuyos es con una receta escrita por tu médico o proveedor de atención médica.

Junto a tus documentos de viaje, ten siempre la receta médica (y si aplica en este caso) el instructivo de manejo.

Actualmente la mayoría de las aduanas no te piden ningún tipo de documento cuando son pocas cantidades de medicamentos, pero no está de más tener la receta de tu doctor a la mano.

Por cierto, es aconsejable tener anotado el ingrediente activo del medicamento. Ya que el nombre y las marcas desde los medicamentos pueden cambiar de país en país, es posible que te lo pidan.

Pasando los filtros de seguridad

Los requisitos van a depender totalmente del país y pueden variar considerablemente. En este caso te traemos los límites para los aeropuertos de los EE.UU. (que en teoría son uno de los más estrictos del mundo).

  1. Si son medicamentos solidos (pastillas, tabletas, capsulas, etc.) no hay un límite máximo de lo que se puede transportar, aunque primero tienen que pasar una evaluación con el personal de seguridad y es posible que te hagan varias preguntas. Tenlo en cuenta.
  2. Se pueden llevar medicamentos que necesiten refrigeración, incluyendo accesorios y otros artículos extras como lo son los geles para transportación. En algunos casos pueden pedirte receta médica e instructivo de manejo.
  3. Está permitido llevar jeringas, bolsas de suero y ampolletas. Eso sí, es indispensable tener una receta oficial y si el agente lo cree conveniente te pueden hacer una evaluación más exhaustiva.
  4. No hay problemas con los medicamentos en presentación líquida a menos de que superes el límite máximo de líquidos del equipaje de mano.

Ten en cuentas los posibles cambios de horario

Algo que no muchos viajeros olvidan son los cambios de horario.

Si tu viaje atravesará por más de una zona horaria, es seguro que tengas que cambiar el horario (valga la redundancia) en que las tomas. Aunque en la mayoría de los casos esto no supone un problema alarmante, hay personas que sí necesitan su dosis en un momento exacto del día.

Para más información consulta a tu médico.

Si llega a pasar algo…

  1. Si por alguna razón tienes que volver a comprar los medicamentos y tu seguro no lo cubre, ten en cuenta el precio. Los costos de las medicinas cambian considerablemente de acuerdo al país.
  2. Es posible que la receta que te dio tu doctor no sea válida, por lo tanto, si debes reabastecer tus medicamentos es seguro que tengas que ir con un médico del lugar en el que estés.
  3. Si llegas a tener una emergencia médica en el extranjero, ponte en contacto con la embajada o consulado de tu país para pedir apoyo.

Artículo que te puede interesar Consejos para no enfermarte si viajas

Puede Interesarte