vuelos largos consejos

Los paradigmas en la aviación han cambiado. En los 70’s estaba en auge la era “supersónica” con aviones como el Concorde y el Tupolev TU-144 que podían hacer vuelos trasatlánticos en menos de la mitad de tiempo que otros reactores, en la actualidad todo es distinto. El enfoque de hoy es “Mayor alcance a menor costo”, es decir, ahora puedes viajar a cualquier parte del mundo sin escalas en menos de 24 horas de forma relativamente económica, sin importar que tan lejos esté de tu lugar de origen.

¿Cuál es el problema de esto? Aunque es una ventaja para muchos viajeros la posibilidad de estar en cualquier parte del planeta en menos de un día, hay algunos “inconvenientes” que pueden causar una mala experiencia a muchos. Por ejemplo: una de las razones que más causan estrés a la hora de volar es la sensación de “estar encerrado en una lata por largas horas”. Si lo has llegado a sentir, no te preocupes, es mucho más común de lo que crees. La psicóloga estadounidense Sarah Schmalbruch comenta:

“Hay un fenómeno muy interesante; cada vez los aviones son más grandes, los vuelos duran más y el espacio entre pasajero y pasajero es menor, aparte agrégale el estrés común del viaje. […] Es probable que sea más incómodo viajar en avión que estar encerrado en un elevador para un claustrofóbico”.

Otro caso común es la sensación de sofocación. Esta es más difícil de evitar porque la causa la baja densidad del aire a más de 30 mil pies de altura, sin embargo para nada es peligrosa para la salud.

En fin, los viajes largos no deben ser una situación incómoda, al contrario, es una oportunidad muy buena de utilizar ese tiempo para hacer algo productivo o simplemente descansar. Aquí les van algunos consejos útiles para sobrellevar con buena cara los vuelos largos.

Usa ropa cómoda

Es frecuente ver a personas viajando con traje o ropa del trabajo. Para vuelos cortos puede que no haya mucho problema, para vuelos de mediano alcance es más incómodo y ni hablemos de viajes de más de 14 horas que debe ser una tortura traer saco y corbata.

Especialistas recomiendan que lleves la ropa más cómoda que tengas, inclusos algunos dicen que te lleves el pijama y una muda extra de ropa en tu equipaje de mano. Dormirás mejor y no tendrás que preocuparte por las arrugas.

Toma agua

rtx14i3j

Una recomendación común cuando estás mucho tiempo sentado es tomar la mayor cantidad de agua posible. ¿Por qué? El agua común y corriente hidrata literalmente todos los músculos de tu cuerpo y hace que se sientan menos rígidos.

Lo mejor es tomar 1.5 litros de agua por cada 10 horas de vuelo. Si tomas más puede que te levantes al baño muchas veces y te sientas pesado la mayor parte del tiempo. No lo olvides, todo con moderación.

Evita el café

El café es un estimulante. Aunque es cierto que el efecto dependerá de persona en persona, la actividad cerebral después de tomar una taza se acelera solo 30 minutos después de la ingesta y puede durar varias horas.

El tomar mucho café te hará sentir imperativo, claustrofóbico, irritable y con la necesidad de “salir del avión”.  Si eres un adicto a la bebida (como yo), intenta sustituirla con té verde o manzanilla.

Modera el consumo del alcohol

Es verdad, una cerveza o un trago de whisky puede ayudar a tranquilizar los nervios y el estrés propio del viaje (incluso te puede ayudar a dormir), pero al igual que el café, es un estimulante muy fuerte con efectos fisiológicos notorios como aturdimientos, deshidratación y nauseas.

Lleva una almohada para cuello

man sleeping on neck pillow

Ese accesorio chistoso típico de los turistas asiáticos y ansíanos, en realidad puede ser muy útil en viajes de largo alcance. Tu cuello te lo agradecerá mucho.

Lleva un libro

Los libros son una de las mejores formas de entretenimiento que hay. Aparte de que matar el aburrimiento, también son una fuente infinita de conocimiento. Lleva alguna guía de viajes o una novela, no importa lo que sea, hasta las típicas revistas que están en el respaldo del asiento pueden ser útiles.

Recuerda, el mejor recurso para pasar el rato es leer.

Cepíllate los dientes

Puede que te preguntes “¿Este punto en que mejora mi experiencia al viajar?” Además de ser un aspecto higiénico de gran importancia, tiene otra razón de ser.

Comenta el experto en viajes y dentista estadounidense Sivan Finkel “Una de las mejores cosas que puedes hacer en viajes largos es adaptar tus hábitos diarios. Aparte de que tendrás la boca limpia y fresca, no tendrás esa rara sensación de ‘vacío’ por salirte de tu rutina. ”

Levántate cada 6 horas

Para no tener problemas de circulación y debilidad en las piernas, caminar por el pasillo una o dos veces en el viaje durante 5 minutos te ayudará bastante.

Pero no olvides que en teoría según los tripulantes de cabina “solo te debes de levantar si vas a ir al baño”. Para que no te regañen solo hazlo cuando sientas que sea necesario por un lapso de tiempo corto.

Estira el cuerpo

No hay que ser un experto en yoga o en kinestesia, simplemente haz estiramientos sencillos como los que hacías en clases de gimnasia en la escuela. Esto te ayudará a no sentirte rígido y a la circulación de sangre en las extremidades.

Toma el asiento de la ventanilla a la altura del ala

6299901963_292ff1b67a_b

Como ya comentamos en el artículo de qué asiento escoger en el avión, el asiento de ventanilla es perfecto para dormir sin muchas molestias. ¿Por qué sentarse a la altura del ala? Es la zona del avión (para clase turista, claro) con menos ruido y vibraciones.

Como consejo extra, llévate unos tapones para los oídos de cancelación de ruido que te ayudaran a filtrar los molestos “sonidos agudos” de los motores (y también los chillidos de los niños).

Dispositivos electrónicos

Actualmente prácticamente todo el mundo tiene algún dispositivo electrónico (véase celular, iPad, computadora, etc.).

Esto es una obviedad, pero no olvides llevar un cargador, baterías extras y dejar tu dispositivo con batería al máximo antes de abordar el avión. Paradójicamente a muchos se les olvida cargar sus dispositivos, solo vean en los aeropuertos como todo mundo pelea por un enchufe libre para conectar su computadora o teléfono móvil.

Por cierto, no te puedes perder el artículo cómo conseguir internet gratis en un aeropuerto.

Ten una mentalidad positiva

Sin duda el consejo más importante de todo el artículo.

El prepararte mentalmente puede cambiar tu percepción de las cosas, hasta las situaciones más estresantes pueden ser más llevaderas con un poco de meditación y mentalidad positiva. Sé optimista y no te preocupes por el futuro. Si te sientes incomodo, enfócate en otra cosa y vas a ver que en cuestión de minutos se te olvidará y te sentirás mejor.

Loading Facebook Comments ...

No hay comentarios