10 consejos para que tu vuelo sea más cómodo

Por Redacción 6 Ago, 2018 Tips para viajar

Si tomarás un vuelo próximamente, este artículo te puede ser de mucha utilidad.

Por regla general, la comodidad al volar es proporcional al valor del boleto/billete que hayas pagado. Pero seamos honestos, la mayoría elegimos la opción más barata para viajar, y por lo tanto, la menos confortable.

Con el boom de aerolíneas de bajo costo como Ryan Air y la constante reducción de costos de las líneas aéreas tradicionales, quedaron atrás aquellos años en los que volar en avión era sinónimo de una experiencia memorable. Ahora viajar en avión, sin exagerar, puede ser tan disfrutable como una cita con el dentista o quedar atrapado en el tráfico en una hora pico…

Afortunadamente, todavía es posible volar con relativa comodidad, incluso en clase económica y en compañías de bajo coste. He aquí 10 consejos para volar de forma más cómoda.

1 Lleva ropa y zapatos cómodos

Por alguna extraña razón, es todavía muy habitual ver en los aeropuertos a viajeros que vuelan con sus mejores ropas. Sí, todo el mundo es libre de vestirse como quieran, pero en términos prácticos hay que tratar de llevar ropa lo más cómoda posible.

En cuanto a calzado, lo ideal es llevar algún tipo de zapato cerrado y que sea fácil de quitar (para pasar los filtros de seguridad rápidamente).

Además, lleva algo para taparte. En las cabinas de los aviones suele hacer frío.

2 Elije ventanilla

Como mencionamos en el artículo de consejos para vuelos largos, el elegir el asiento de la ventanilla te da ciertas comodidades que no te las da el asiento del pasillo, ni muchos menos el del medio. Por ejemplo, la posibilidad de recargarte en la pared/fuselaje (y no con el pasajero de al lado).

Si bien, si eres de las personas que tienen que levantarse de forma constante al sanitario, tal vez esta no sea la mejor opción para ti. Pero en el caso contrario, vale mucho la pena hacer el check-in lo antes posible para conseguir ventanilla.

Te puede interesar: ¿Qué asiento elegir en un avión?

Consejo: elige los asientos de las salidas de emergencia o los que separan las clases
Una forma sencilla de conseguir espacio extra sin gastar más, es escogiendo los asientos de las salidas de emergencia (los que están a la altura del ala). Por asuntos de seguridad, suelen tener incluso el dobre de espacio que un asiento en una fila normal.

3 No viajes con hambre

Muchas aerolíneas actualmente ya no sirven alimentos en vuelos cortos-medianos, mientras tanto, hay otras que sí los ofrecen, pero tienes que pagarlos (y no siempre son tan barato). Por esa razón, es bueno viajar sin el estómago vacío.

Si eres de las personas que sufren mareos cuando vuelan, trata de tomar al menos líquidos, como puede ser jugo o un batido; te ayudará a engañar el hambre.

4 Evita el alcohol

Puede que beber una cerveza o un buen Whiskey te funcione de maravilla para calmar los nervios, sin embargo el alcohol al ser un vasodilatador, en situaciones de poco oxigeno como lo es volar a 30 mil pies de altura, te puede ocasionar jaquecas y mareos que de seguro no serán muy cómodos que digamos.

En todo caso, si bebes, hazlo con mucha moderación.

5 Trae tapones para cancelación de ruido

Los audífonos que te dan normalmente en clase económica suelen ser terribles, y desafortunadamente al ser de doble entrada en la mayoría de los aviones, no se pueden conectar los audífonos comunes al sistema de entretenimiento de abordo. Sin embargo, aun así puedes usar tapones para los oídos que te ayudarán a reducir muchísimo el ruido del ambiente, algo que te ayudará mucho a poder dormir.

6 Usa un antifaz

Dormir en un avión no es tarea sencilla y más cuando estás pasando por zonas horarias distintas.

Para ayudarte a recuperar el sueño, incluso en vuelos trasatlánticos en que la luz solar cambia de forma alocada, es importante llevar tu mascara/interfaz para dormir.

Usarlo puede hacer la diferencia entre dormir bien o quedarte despierto durante el resto del vuelo. Toma nota.

Te puede interesar: 12 Consejos sencillos para superar el Jet lag

7 Trae una almohada para el cuello

Ese curioso ─para no decir “gracioso” ─ el accesorio que los últimos años se ha puesto tan de moda en los aeropuertos de todo el mundo, en realidad no solo es una moda extraña, sino que de verdad son muy útiles.

Como bien lo explica el bloguero y escritor de viajes Brian Kelly:

“Al inicio te reúsas en usar estas cosas, pero después de que las pruebas es casi imposible que las dejes (las almohadas de cuello)”

8 Levántate de tu asiento y muévete

En el caso de vuelos medianos o largos (mayores a 5 horas), dar una pequeña caminata o por lo menos levantarte al baño, te ayudará a desentumir las piernas y a oxigenar un poco tu cuerpo.

También, hacer unos cuentos estiramientos de vez en cuando, es útil para evitar los típicos dolores musculares luego de estar sentado mucho tiempo.

9 Lleva algo que te entretenga

Incluso en las situaciones más estresantes, si tiene algo que hacer o por lo menos algo para entretenerte, todo será más llevadero.

En algunos aviones, en especial en los más grandes y modernos, todos los asientos cuentan con pantallas de entretenimiento abordo (IFE por sus siglas en inglés). Sin embargo, en aeronaves más pequeñas o en aerolíneas de bajo costo esto no existe, así que debes de llevar tu propio “entretenimiento”.

¿Qué llevar? Puede ser un libro, tu computadora o simplemente tu teléfono móvil. Al final esto queda a discreción de cada persona.

10 Viaja preparado

Irónicamente lo que más malestar e incomodidad puede causar durante un vuelo, no necesariamente está en lo físico…

Si tienes alguna presión o pendiente como puede ser que se haya olvidado empacar algo, tengas algún tipo de problema personal, hasta el tan común miedo a volar, puede causarte estrés e irritabilidad durante el vuelo. Por lo que trata de viajar bien preparado y sin ningún pendiente.

Por cierto, lleva contigo un bolígrafo y ten tu pasaporte siempre a mano, te ahorrará unos valiosos minutos.

Puede Interesarte