10 consejos si usas por primera vez Airbnb

Por Redacción 2 Ago, 2018 Recursos

Ya es época de vacaciones y seguramente quieras salir de viaje ─y por qué no─ tener la gran aventura de tu vida. Sin embargo, como es habitual en estos días del año, los precios de los hoteles están por las nubes, así que es momento de buscar otras alternativas.

Entre las opciones más populares entre los viajeros últimamente y que seguramente los hayas escuchado, están aplicaciones tipo Airbnb, que te permiten conseguir hospedaje alternativo de bajo costo, o en caso contrario, tener una fuente de ingresos extra.

Pero ¿De qué trata? ¿Qué debería de tener en cuenta antes de utilizar este servicio? ¿Algún consejo?

En este artículo responderemos está y muchas otras preguntas sobre este tema.

¿Qué es Airbnb (y aplicaciones similares)?

Antes de iniciar, es importante tener muy claro de qué trata este tipo de servicios.

Airbnb es un sitio web de reserva de alojamiento compartido. Es decir, de alquiler de propiedades o habitaciones para los huéspedes.

Gran parte de su popularidad se debe al gran costo-beneficio que hay, ya que puedes encontrar alojamiento en cualquier lugar por solo una fracción del precio de un hotel tradicional. De igual manera, las opciones tan amplias y poco convencionales atraen a un gran abanico de viajeros, ver alojamientos únicos y extraños de Airbnb.

Otro punto interesante de Airbnb y aplicaciones parecidas, es la posibilidad ser anfitrión. Con esto puedes conseguir un ingreso extra únicamente alquilando una habitación libre de tu casa, pero ese es tema para otro post (cuando esté listo lo actualizaremos).

A grandes rasgos, eso es de lo que trata.

Consejos antes y después de reservar

1 Usa la búsqueda avanzada

Antes de iniciar y hacer una reservación en aplicaciones de este estilo, es importante dejar en claro tus intereses.

¿Qué es lo que buscas? ¿Un departamento o una casa completa? ¿Una habitación privada o compartida? ¿Cocina y servicio de lavandería? ¿Wifi? ¿Un anfitrión que hable inglés o algún idioma de tu preferencia?

Afortunadamente todas estas respuestas se pueden responder desde el mismo sitio con las búsquedas filtradas. Así mismo, también puedes hacerle preguntas más específicas al anfitrión (algo que te ahorrará muchos dolores de cabeza).

2 Lee los comentarios y ve las fotografías

Parece un tanto obvio, sin embargo no está de más mencionarlo.

Las opiniones de otros usuarios son muy valiosas al momento de elegir. Si bien, no siempre las reseñas son “100% objetivas”, el tener una idea más o menos clara de lo que dicen los demás, servirá de referencia cuando decidas.

¿Cuántas opiniones debe tener algún lugar para considerarlo como una buena opción? No hay una respuesta exacta, pero si tiene al menos un número considerable de buenas críticas, sin duda vale la pena elegirlo.

Por cierto, visita nuestro artículo Cómo leer reseñas en internet como todo un profesional

En cuanto a las fotografías, son una herramienta importante para saber que esperar del lugar.

Por regla general, si la propiedad muestra fotos desde distintos ángulos, como la/s habitación/es, el baño, la cocina, etc; claramente el anfitrión no tiene mucho que ocultar. Toma nota.

3 Compara las opciones

Es posible que en tu primera búsqueda encontraras el lugar ideal para ti, o bueno, al menos eso es lo que crees. Pero ¿Qué tan seguro/a estás que no hay algo mejor? Por esa razón es importante comparar entre diferentes opciones.

Muchos únicamente se guían por el precio y las calificaciones, pero también tienes que tener en cuenta otras cosas como lo es la ubicación, servicios, disponibilidad, etc.

Si deseas saber si estás eligiendo la mejor opción, recuerda que tu elección debería de cumplir gran parte de tus requisitos. Así de sencillo.

4 Ponte en contacto con el anfitrión antes de reservar

Es aconsejable antes de concretar la reservación, ponerte en contacto con el anfitrión para cualquier tipo de pregunta u aclaración que llegaras a tener. El sitio web te ofrece un apartado para hacer preguntas y comentarios directamente, normalmente te responden en unas cuantas horas, pero si ya pasaron varios días y todavía no recibes una respuesta, está claro que tal vez no sea la mejor opción…

De igual manera, cuando ya hayas concretado la reservación, es ideal que te pongas en contacto con tu anfitrión, te presentes y digas de forma más o menos general tus planes y lo que esperas, es decir, cuál es el objetivo de tu viaje, las áreas que quieres visitar, etc.

Este último punto no es obligatorio, pero le harás ver al propietario que serás un buen huésped; algo muy valioso si es la primera vez que utilizas este servicio.

5 Lee los puntos sobre las cancelaciones

En Airbnb, las políticas de cancelación son bastante claras. Por lo general se mencionan antes del calendario de disponibilidad del anuncio, pero aún así te las explicamos para que no te tomen de sorpresa.

Los anfitriones pueden usar una de las cinco políticas de cancelación diferentes:

La “Flexible”, por ejemplo, significa que si cancelas con más de 24 horas de anticipación, no se te cobrará la tarifa de la habitación por noche, solo las tarifas del servicio.

En la “Moderada”, es similar a la flexible, solo que el rango de cancelación es de 48 horas (o el periodo que marquen) sin que te cobren comisión.

Para la “Estricta”, si tu cancelación es una semana antes solo te rembolsarán el 50%. Aunque los cargos por servicio de limpieza sí te los regresan.

En cuanto a “Súper estricta”, por otro lado, significa que incluso si cancelas con más de 30 días de anticipación, solo recibirás un reembolso del 50 por ciento, y si cancelas dentro de los 30 días, no esperes un reembolso en absoluto.

6 Consulta las reglas y los detalles adicionales

En cada lugar hay una lista de lo que está o no está permitido. Posiblemente la encuentres en la misma descripción del anuncio o el propietario de la de luego de concretar la reserva.

Para evitar contratiempos, es importante siempre tenerlas presentes. Sí, las reglas no son para romperse…

7 Estate al pendiente ante cualquier cambio

Como pasa normalmente con los hoteles, restaurante y las aerolíneas, en este tipo de servicios también puede haber cambios en la reservación en cualquier momento. Es por eso que hay que estar muy al pendientes.

Por ejemplo, si el anfitrión tiene que cancelar por algún imprevisto tu reserva, lo más seguro es que te envíe un correo electrónico avisándote. Para evitar situaciones incómodas, no pierdas de vista y descuides la comunicación con el propietario.

Consejos durante tu estancia

8 Ten en cuenta que no es un hotel

Aunque el sistema de Airbnb es muy similar al de los sitios de reservas de los hoteles (para no decir que es igual), eso no significa necesariamente que pagarás por una habitación de hotel.

Dependiendo del tipo de alojamiento que hayas elegido y de los detalles que ofrezca (ver los puntos anteriores para más información), es lo que puedes esperar; ni más ni menos.

Si esperas encontrar servicio de despertador, recepción las 24 horas, frigobar y toallas o sábanas limpias todos los días, seguramente te equivocaste de tipo de hospedaje.

9 Compartan el horario

Muy importante en el caso de que hayas elegido la opción de alojamiento compartido.

Puede que tú estés de vacaciones y desees estar todo el día fuera, pero recuerda que tu anfitrión tiene su rutina del día a día, debe trabajar y hacer sus cosas cotidianas. Aunque esto no significa necesariamente que te adaptes completamente a tu anfitrión y ni él o ella a ti, sí es fundamental que ambos estén en sintonía en las restricciones de tiempo.

10 Ten una buena actitud

Como todo en esta vida, tener una buena actitud es muy valioso.

La amabilidad te puede abrir muchas puertas ─y quién sabe─ sacarte de un apuro. Así que siempre trata de mantener una actitud con el anfitrión, aunque sea un completo idiota… De igual manera, deja todo limpio, evita hacer ruidos que pudieran llegar a molestar a los vecinos y respeta los tiempos de salida y llegada.

Y lo más importante: no se te olvide que te están calificando. En el caso de que llegaras a tener calificaciones negativas, es más difícil en un futuro que un anfitrión te acepta. No lo olvides.

 

Puede Interesarte