¿Cómo evitar exceso de equipaje? +8 consejos para empacar.

Por Redacción 12 Jun, 2017 Preparar viaje

A la hora de empacar hay una máxima entre los viajeros profesionales que dice: “menos es más”; algo que sin lugar a dudas es cierto.

Como lo explica el diario estadounidense The New York Times, el error más común entre los viajeros es empacar de más, incluso entre los denominados viajeros frecuentes.

Con las aerolíneas de bajo costo modernas y las limitaciones de espacio en otros medios de transporte, el llevar equipaje en exceso se puede considerar hasta un lujo. O ¿Estarías dispuesto a pagar hasta 100 USD por el peso excedente del equipaje? Es probable que no.

Entonces ¿Cómo evitar llevar equipaje de más? En este post te daremos 8 consejos que te ayudaran a empacar lo menos posible.

No llenes la maleta

De los errores más habituales cuando empacas.

Nuestra mente consciente nos dice que hay que optimizar todo el espacio que tengamos, sin embargo, con ese afán de llenar, es muy probable que terminemos empacando cosas innecesarias.

Lo mejor en estos casos, explican los expertos, es dejar al menos un 20% de espacio libre. Esto con el fin de que puedas traer más cosas o suvenires del viaje, aparte, por supuesto, de no sobrecargar la maleta con artículos que no usarás.

Dato curioso: Las maletas se rompen porque se sobrecargan
Una de las razones más comunes por las que las maletas se rompen en los aeropuertos es porque rebasan la capacidad recomendada por el fabricante. Por ejemplo, las maletas de tamaño grande (35 pulgadas) tienen un límite aproximado de 40 kg.

Haz una lista de lo esencial

Los seres humanos la mayor parte del tiempo vivimos encerrados en nuestra zona de confort y muchas veces cosas que son realmente insignificantes se vuelven “importantes”. O bueno, al menos para nuestro cerebro.

Para evitar que nuestras emociones nos engañen, es una gran idea hacer una lista o check-list de las cosas más importantes que debes llevar.

Por ejemplo:

  • Dinero
  • Mochila
  • Ropa
  • Toalla
  • Artículos básicos de higiene personal

etc.

Por cierto, es muy recomendable hacer la lista por orden de importancia.

No empaques a la última hora

Cuando empacas de última hora, lo normal es que no tengas tiempo suficiente como para razonar sobre lo que te estés llevando.  Inclusive en el peor de los casos, es posible que te olvides de artículos que sean verdaderamente importantes.

Por eso cuando viajes intenta empacar con tiempo de sobra. Sí, no siempre esto se puede hacer, pero si es un viaje bien planificado nunca dejes el equipaje al último.

Pregúntate ¿De verdad lo necesito?

No es extraño que a la hora de empacar termines guardando la mitad de los objetos que hay en tu casa, por eso es importante antes guardar cualquier objeto en tu equipaje hacerte la pregunta: “¿De verdad me lo necesito llevar?”.

Como menciona el bloguero de viaje Luca Ventura

“Cuando viajo lo único que necesitas es mi pasaportes, reservaciones y dinero. A menos de que viajes a la mitad del desierto o al polo norte, todo lo demás lo puedes conseguir en cualquier parte del mundo.”

Evita llevar muchos zapatos

El calzado está entre los artículos más pesados que los viajeros llevan. Como menciona el portal Condé Nast Traveller: los zapatos son aproximadamente la mitad del peso del equipaje e irónicamente también son de los artículos que menos se utilizan.

¿Realmente necesitas llevar muchos zapatos? Si es así, adelante. Sin embargo, si estas entre el 99% de las personas de este mundo que no necesitan de tantos e zapatos para vivir, lo ideal es no llevar más de 3 pares.

No lo olvides: por cada par de zapatos extras que lleves, estás perdiendo espacio valioso para guardar otras cosas.

Empaca de acuerdo al lugar al que irás

Parece una obviedad, pero es importante tenerlo muy en cuenta.

Cuando empaques, siempre debes hacerlo en función al destino que irás. Por ejemplo: es irreal que utilices un abrigo en el Sudeste Asiático o unos pantalones cortos en el norte de Europa en los meses de inviernos.

Aparte de la variable del clima, el lugar al que irás marcará la pauta de muchas otras cosas. Es decir, ¿hay servicio de lavandería?, ¿puedes comprar artículos de higiene personal ahí?, ¿hay sustitutos de algunos objetos que llevarás en versiones locales?, etc.

Pesa el equipaje

Antes de dirigirte al aeropuerto, estación de trenes o de autobuses, es un buen hábito pesar las maletas.

El pesarlo, además de ayudarte a saber si está entre los límites que marca la compañía aérea/trenes/autobuses, es útil para que tengas una idea más o menos clara de cuánto equipaje estás llevando. En otras palabras: te mostrará que vas a cargar una maleta de 25 kg durante el viaje y con muchas cosas que no utilizarás.

De verdad, funciona.

Trata de depurar al menos una vez

Ya que guardaste todas tus pertenencias, es momento de comprobar qué cosas que debes sacar. Aunque no lo parezca, siempre hay algo innecesario, incluso si luego de seguir todos los consejos anteriores.

Antes de partir, en vez de preguntarte ¿Qué me falta? debería cuestionarte ¿Qué puedo sacar de la maleta?  Siendo realistas, las cosas que en verdad importan ya las tienes guardadas así que el pensar en ‘qué más te puedes llevar’ lo único que hará es sobrecargar tu equipaje.

+Extra: Menos equipaje = más tranquilidad

“Con el tiempo te das cuenta que para disfrutar al máximo de un viaje te tienes que desapegar un poco de lo que hay en casa. Lo digo literalmente” –Explica Sebastian Lewis

Entre más sea la cantidad o el valor de tu equipaje, mayor será tu preocupación hacia el mismo. Aunque suene a una fórmula matemática, hasta con sentido común es fácil demostrar que entre menos equipaje lleves, más disfrutarás el viaje.

Para tus próximos viajes ten esta actitud y nunca volverás a guardar equipaje de más. 100% seguro.

Puede Interesarte