¿Te has preguntado alguna vez cómo es la vida de un viajero profesional? ¿Cómo es que viajan tanto? ¿Qué es lo que los motiva? Si es así, estás en el lugar correcto, porque el día de hoy publicaremos 7 confesiones que han hecho viajeros expertos que quieren que tú sepas.

Viajero profesionalEl mundo de los viajes está lleno de mitos y creencias que muchas veces no son reales. Sin embargo, aunque algunas de esas ideas son absurdas y con puro sentido común se pueden desechar, la mayoría de las personas creen que son ciertas.

Afirmaciones del estilo, como: “Para viajar tienes que ser rico…”, “Luego de unos cuantos viajes todo se vuelve aburrido”, “Solo algunas personas privilegiadas lo pueden lograr…”, “Son gente sin hijos, familia o responsabilidades…”, etc. Están en la mente de las personas. Pero  ¿Estas ideas son correctas o son solo impresiones totalmente fuera de la realidad?

Es por eso que un grupo de viajeros expertos ha creado una lista donde desmitifican creencias que comúnmente giran alrededor de ellos, todo con el objetivo de dar a entender a las personas que la vida de un viajero no es tan diferente a la de una persona común, e incluso deducen que cualquiera puede ser y lograr lo que ellos han hecho.

¿Quiénes colaboraron para esta lista?

Entre las personas que aportaron en esta lista de confesiones están Mike Spencer Bown, considerado por muchos como uno de los viajeros qué más países del mundo conoce (195 países).  También podemos encontrar a Matthew Karsten, un importante bloguero de viajes estadounidense y aparte un buen amigo de ViajeTip.com. Además nos acompaña Mateo Kepnes, uno de las personalidades más reconocidas de la blogosfera. Y por último tenemos una colaboración especial de Andrea Schlottman, una escritora independiente que ha hecho decenas de entrevistas a viajeros reconocidos de todo el mundo.

Confesión #1: No soy rico, pero me sé organizar

Ya en el artículo formas de viajar gratis por el mundo mencionábamos que es posible viajar a donde quieras de forma muy barata (o hasta gratis). Así que no necesariamente tienes que ser rico o haberte ganado la lotería para conocer otros lugares del mundo.

Es verdad que para poder viajar, en especial con ciertas comodidades, necesitas dinero. Sin embargo, lo que pocos saben es que muchos de estos viajeros que conocen decenas de países en realidad ganan más o menos lo mismo que cualquier persona, solo que ellos manejan sus gastos de forma distinta.

“A muchos les gusta comprar aparatos electrónicos ostentosos, irse de copas cada 8 días o tener un auto último modelo. En mi caso, a mí me gusta viajar y es ahí donde invierto gran parte de mis ingresos […] El salario la mayoría de las veces no es una excusa, simplemente hay que saberse administrar, ahorrar y tener un presupuesto muy bien definido”. Comenta Matthew.

Confesión #2: Lo que inicio como un hobbie, al final se volvió un trabajo

Aeropuerto internet hombre

El sueño de cualquiera es que alguno de tus pasatiempos se convierta en una forma de vida y muchos de estos viajeros lo han logrado.

“Al inicio no es fácil y puede que te lleves algunas decepciones. Inclusive si quieres que el viajar se convierta en tu forma principal de ingresos vas a tener que invertir muchísimo dinero como sucede en cualquier otro negocio, solo que ahora estás haciendo algo que disfrutas y amas hacer.” Menciona Kepnes.

Confesión #3: No es que me sobre el tiempo, sino que lo utilizo de forma diferente

De las mayores excusas para no viajar, sin duda una de las más frecuentes es: “no tengo tiempo…”. Sin embargo, los profesionales admiten que a pesar que se la pasan viajando, también no tienen todo el tiempo del mundo para hacer lo que quieren.

“Yo sé bien que vivimos en una sociedad en la que la gente trabaja entre 46 a 50 horas a las semanas y a lo mucho tienen un par de semanas de vacaciones al año, pero es en esos 10 días libres donde tienen la oportunidad de conocer y disfrutar nuevos sitios […] Para mí y diría también para cualquiera, el tiempo no debe ser una excusa”. Declara Karsten.

Al contrario de lo que parece, hasta la gente dedicada a los viajes no siempre se la pasa de vacaciones. Esto lo comenta Mike Spencer.

“Aunque mi trabajo es viajar, eso no significa que 10 meses al año estoy dentro de un avión… En realidad me la paso más tiempo en la oficina trabajando, buscando patrocinadores y preparando itinerarios, que viajando […] Sería asombroso que pudiera estar los 365 días del año conociendo nuevos lugares y comunicándome con gente que no habla el mismo idioma que yo, pero estoy consciente que esto no es posible”

Confesión #4: ¿Después de unos cuantos viajes te aburres? Al contrario, te vuelves adicto

diarios de motocicleta
Escena de la película “Diarios de Motocicleta”.

Otra idea que se escucha mucho es: “después de algunos viajes, la magia se pierde”. Es probable que para algunas personas sea así, pero para los viajeros expertos pasa todo lo contrario.

“El viajar se vuelve una adicción y en vez de aburrirte, cada vez quieres conocer más.” Admite Spencer.

“La sensación de bajarte del avión y no saber que realmente esperar, es única e irrepetible.” Menciona Schlottman.

Confesión #5: Aunque no lo parezca, sí tengo familia

El viajar no solo es para jóvenes sin responsabilidad alguna o jubilados con un enorme fondo de pensión. Al contrario, cada vez hay más adultos con familia y un trabajo común que adoptan este estilo de vida.

“El tener una familia te obliga a renunciar a muchas cosas que te gusta hacer, pero el viajar y no estar todos los días del año con ellos, me hace valorar cada momento vivimos, por lo que al final también me convierto en mejor persona .”

“Tengo una linda novia, un montón de amigos e intento visitar a mis papás por lo menos 2 veces al año (viven a 2,000 km de distancia). Sé que todavía no tengo la responsabilidad de tener hijos pero si los tuviera seguiría con mi estilo de vida.”

Confesión #6: La vida nómada tampoco es tan glamorosa como parece

Conocer 4 ó 5 países distintos todos los años parece un estilo de vida ostentoso y lleno de lujos, sin embargo los que más viajan afirman que pasa todo lo contrario.

“Cuando me preguntan ¿a qué te dedicas? Y les respondo que soy viajero, la gente automáticamente cree que viajas en primera clase o solo te hospedas en hoteles caros…  En ocasiones me gustaría que fuera así pero la vida real no funciona de esa manera […] Afortunadamente el quedarte en hostales, buscar hospedaje en el sofá de algún amigo y comer con los locales –además de ayudarte a ahorrar dinero para visitar más lugares– te sirve mucho a conocer de mejor forma la cultura, la gente y los secretos del sitio, algo que es imposible lograr en un viaje lujoso.”

Confesión #7: Soy privilegiado pero también sé que cualquiera puede lograr lo mismo que yo

viiaje a la india normal 1

Los viajeros son personas muy privilegiadas, pero no necesariamente no estamos refiriendo al aspecto económico o de tiempo libre… Como menciona Mateo Kepnes:

“Soy privilegiado de conocer tantos lugares y vivir experiencias tan asombrosas, pero eso no significa que la vida que tengo es solo para unos cuantos afortunados […] Si tú quieres ser un viajero como lo somos nosotros, no te preocupes, ¡Lo puedes lograr! Lo principal es saber qué es lo que quieres y trabajar para lograrlo.”

Loading Facebook Comments ...

No hay comentarios