No es de extrañar que el santo grial entre los viajeros es conseguir boletos de avión económicos. Según datos de Business Insider, los pasajes aéreos suelen ser entre el 60 al 75% de los gastos en un viaje, en especial si es al extranjero.

Aunque por ‘azares del destino’ algunas veces se pueden encontrar ofertas interesantes en los buscadores de los vuelos y en las páginas de las aerolíneas, la realidad es que muchos posponen el viaje de sus sueños por el simple hecho de que un boleto de avión puede costar lo mismo que el salario de varios meses.

Por fortuna, como hemos mencionado anteriormente, hay muchas formas de encontrar boletos de a avión a buen precio. Y más con la creciente competencia entre las líneas aéreas.

En este artículo te mostraremos 6 secretos para encontrar vuelos económicos para tu próximo viaje al extranjero.

1Sé flexible con las fechas

La flexibilidad es una de las claves de oro para viajar barato.

Por ejemplo. Si tus vacaciones son en temporada baja y no en los meses con más afluencia de pasajeros (en verano e invierno), puedes ahorrar hasta el 90%.

Desafortunadamente pocos tienen esa suerte, sin embargo, inclusive con que tengas un par de semanas de margen de maniobra puedes conseguir grandes descuentos.

Prueba con distintas fechas. De preferencia, no escojas los fines de semana. Los días más económicos para viajar por lo general son los martes y los miércoles (en especial en lugares muy turísticos).

2Prueba con los vuelos de último minuto

Uno de los consejos más populares para conseguir los mejores precios es comprar los boletos de avión con mucha anticipación. Pero ¿Qué pasaría si hicieras todo lo contrario?

En ocasiones, principalmente a finales de la temporada alta, las aerolíneas reducen las tarifas significativamente para vender todos los asientos de los aviones. El truco para darte cuenta si está pasando es muy simple: ve los vuelos de último minuto.

Para conseguir estas ofertas solo vastas entrar a sitios como Despegar.com, SkyScanner y Expedia.com, y escoger la fecha más próxima al viaje. También, es de gran utilidad monitorear las páginas de Facebook y Twitter de las aerolíneas.

Si te interesa conocer más acerva del tema, no olvides visitar nuestro artículo ¿Qué son los vuelos de última hora? Te puede servir.

3Suscríbete a los boletines y a las redes sociales de las aerolíneas

Gracias a las nuevas tecnologías, las compañías aéreas pueden publicar en tiempo real sus promociones. Algo inimaginable en décadas pasadas.

Como se menciona en el consejo anterior, las lineas aéreas tratan que los aviones siempre estén llenos, así que no es tan raro que te lleguen a tu correo ofertas ridículas que no te puedas resistir en tomarlas.

Intenta suscribirte a la mayor cantidad de boletines de las aerolíneas; los puedes encontrar en sus páginas web. Además, trata de estar al pendiente siempre de lo que publican en sus redes sociales y en los artículos de sus blogs.

4No descartes las rutas alternativas

A causa de la creciente demanda de frecuencias de vuelos, los grandes aeropuertos se han ido saturando. Aparte de ser en un dolor de cabeza para las autoridades, es también un síntoma de la guerra de precios en las tarifas que vivimos hoy en día.

Una de las soluciones para satisfacer esa mayor cantidad de aviones es la construcción de aeropuertos alternos.

Por lo mismo que son “alternos” y no “principales”, los billetes aéreos suelen ser más baratos. Además, es importante tener en cuenta que estos aeropuertos son ocupados por las aerolíneas de bajo coste, así que el pasaje te puede salir todavía más económico.

Un ejemplo clásico de esta situación lo podemos encontrar en Nueva York. La mayoría viajan hacia el aeropuerto JFK, pero hay muchas más opciones de vuelos que llegan a los aeropuertos de Newark (Nueva Jersey) y LaGuardia (Barrio de Queens), ambos localizados en la zona metropolitana de la Gran Manzana.

De igual forma siguiendo el ejemplo anterior, es más barato viajar a Londres aterrizando en Gatwick, Stansted o Luton, que en Heathrow.

5Usa tus millas de viajes

Si estás unido a un plan de viajero frecuente, sabrás bien de lo que estamos hablando.

En el caso de que no tengas idea de que se tratan las millas de viajes, no te preocupes. Si tienes una tarjeta de crédito, cualquiera que sea, es probable que tengas puntos acumulados que te puedan servir para conseguir descuentos atractivos en boletos de avión y noches de hotel (eso sí, sebes tener un buen historial crediticio).

Otra opción relacionada son las promociones de los bancos. Aunque son menos frecuentes que las de las tarjetas de crédito, no está demás revisarlas.

Por cierto, visita el artículo “Guía para principiantes sobre las millas y puntos de viajero frecuente” para más información.

6Busca, busca y sigue buscando

Por último y no por eso lo menos importante.

Como bien lo explica el reconocido bloguero de viajes, Johnny Jet:

“Antes de ir a cualquier parte, investigo al menos 3 meses para conseguir las mejores ofertas. Gracias a esto he podido ir a destinos increíbles únicamente gastando una fracción de lo que me hubiera costado con los precios normales”

Sin bien, es probable que no tengas tanto tiempo para invertir en la búsqueda como lo hace un bloguero profesional, prueba con distintos buscadores de vuelos y sitios web, y nunca (pero nunca) hagas una reservación en el primer lugar donde buscaste sin comparar antes. Aunque no lo parezca, los precios llegan a variar significativamente.

Otro consejo es que no te quedes únicamente con los sitios web de la parte superior de Google. Las webs más pequeñas también ofrecen buenos precios, incluso con comisiones mucho menores que los grandes sititos (ya que no pagan en SEO y publicidad).

Loading Facebook Comments ...

No hay comentarios