Los 5 secretos para que todos tus viajes sean épicos

Por Redacción 18 Mar, 2017 Preparar viaje

A lo largo de los años he tenido la oportunidad de viajar por el mundo y vivir experiencias indescriptibles. Desde las noches épicas de fiesta por las calles de Budapest, hasta el misticismo de la parte asiática de la ciudad de Estambul, sin olvidar claro, los fantásticos puestos callejeros en Kuala Lumpur o los paisajes únicos en su tipo en Vietnam.

Mientras escribo este artículo, en estos momentos estoy cruzando el atlántico a más de 34 mil pies de altura con destino a Ámsterdam. Si bien, este viaje lo he hecho decenas de veces a lo largo de mi vida, sigo expectante de  lo que me va a ofrecer este viaje.

Es verdad que no todos los viajes son “perfectos” como muchas veces quisiéramos, pero a lo largo de estos años he descubierto 5 claves para que cada aventura sea inolvidable y épica.

Si quieres que tus viajes lleguen a un nivel superior, te garantizo que lo conseguirás si sigues estos consejos.

Trata de ser más espontaneo y aventurero

No hay duda que los mejores y más gratificantes momentos que he tenido en mis viajes se pueden reducir en tres simples palabras: salirse del plan.

Por cierto, no estoy diciendo que los planes sean malos, al contrario, siempre debes tener un plan. A lo que verdad me refiero es que todo viajero debe intentar ser espontaneo y no quedarse únicamente con el itinerario.

Un ejemplo de este principio me pasó hace varios años cuando estaba en Barcelona. Era mi última noche antes de partir a Londres y estaba en el lobby del hotel junto con mis amigos. Aunque ya era algo tarde todavía teníamos la energía suficiente para disfrutar la última noche. Salimos a caminar por las calles sin esperar nada en particular, sin embargo, de repente escuchamos un ruido que nos llamó la atención colina arriba. Cuando llegamos a aquella gran casa vimos que había una boda española. El anfitrión nos dejó entrar y bebimos, comimos, bailamos y reímos, todo sin pagar un solo centavo.

Probablemente este sea uno de los momentos más memorables que he vivido y todo fue gracias a seguir la espontaneidad del momento.

No te guíes tanto de las opiniones de los demás

Las opiniones y las reseñas son un gran recurso cuando visitas un lugar totalmente nuevo para ti, pero también es importante saberlas filtrar y no guiarse mucho de la percepción de los demás.

Hace varios años estaba preparando un viaje a Marruecos, era la primera vez que visitaría el país. Algunos amigos me decían “No hagas esto…”, “No hagas aquellos…”, “Es peligroso que vayas a cierto lugar…”, etc. Es decir, casi me estaban diciendo que mejor no fuera y me quedara en casa. Y lo peor de todo es que los que me aconsejaban nunca habían viajado a Marruecos antes.

Al final decidí no hacerles caso y me fui a Marruecos sin ninguna idea preconcebida. Al llegar me di cuenta que era un país fabuloso y con gran cantidad de cosas interesantes para hacer. Contrario a lo que me habían dicho, en el camino no encontré ningún contratiempo, incluso todavía no terminaba el viaje y ya eataba preparando regresar para el próximo verano.

Mi conclusión es: cree la mitad de lo que te dicen y evita crear perjuicios sin conocer.

El mundo no es un lugar tan malo como dicen

Siguiendo la línea del tema anterior, a consecuencia del bombardeo de noticias negativas que recibimos todos los días, parece que vivimos en un planeta terrible y peligroso. Por fortuna, lo que muestran los medios no es más que la excepción a la regla.

Pasa lo mismo con la mala reputación que tienes los aviones; solo escuchas de ellos en televisión cuando hay un accidente pero pocos se ponen a pensar que es el transporte más seguro que existe.

Mi consejo es: no tengas miedo y guíate siempre por tu instinto. Bueno, no hay garantía de que no te pase nada si paseas de noche por los callejones de una ciudad o terminas por alguna u otra razón en una zona de guerra… pero estas son situaciones que por puro sentido común se pueden eludir.

Intenta cosas distintas

Al viajar por lo general siempre tenemos un objetivo claro de lo que queremos hacer. Es decir, si vas a la playa quieres quedarte todo el día en la piscina y comer del bufet del hotel, o si vas a una ciudad, quisieras ir a los museos o las atracciones principales.

Aunque las opciones “más lógicas” para nada son malas, si quieres hacer que un viaje destaque, intenta salirte de tu zona de confort y probar nuevas cosas.

Es decir:

  • No te quedes en las áreas más turísticas e intenta interactuar con los locales.
  • Utiliza formas  alternativas de hospedaje como lo son Couchsurfing o AirBnb. Además de ser una excelente forma de ahorrar dinero, el escoger este tipo de alojamiento te puede dar una experiencia mucho más orgánica del lugar.
  • Sal a caminar y déjate perder por las calles.
  • Conoce a nuevas personas, incluso si no hablan el mismo idioma.

Y así hay muchos ejemplos de cosas diferentes que puedes hacer.

Satisface las necesidades básicas

Retomando el consejo número 1 que toca el tema de la espontaneidad, los planes no son del todo malos, hasta diría que son necesarios sin nos referimos a necesidades básicas como lo son el dinero, seguridad y la salud.

Como se explica perfectamente en la famosa Pirámide de Maslow: la única forma de auto-realizarse es cubriendo los temas elementales antes.

Así que siempre que viajes, trata de por lo menos llevar dinero suficiente para poder salir de un apuro y tener un seguro médico de cobertura ámplia. Si lo haces, es casi seguro que vas a viajar tranquilamente sin el estrés de no saber “¿Qué pasaría sí…?”.

Inténtalo.

Puede Interesarte