La juventud no es para siempre y la capacidad de hacer lo que quieras cuando quieras se va escapando con la edad. Así es la cruda y triste realidad.

Sin embargo, cuando eres adulto tienes la posibilidad de probar la verdadera ‘libertad’ que desde la adolescencia soñamos en vivir, por lo que es casi una obligación aprovechar estos años.

¿No te gustaría recorrer el desierto en camello o pasar una noche entera de fiesta en Rio de Janeiro? Tú a los 20 años tienes la oportunidad de irte de aventura a cualquier lugar lejano que un adulto de más edad no se atrevería (o podría) ir.

En artículos pasados ya habíamos comentado las razones por las que deberías viajar antes de que cumplas 30 años, ahora en este post te compartiremos 20 viajes perfectos que deberías de hacer en tus 20s.

1Mochilero por Europa

Recorrer el viejo continente únicamente con tu mochila es ya un cliché entre los recién graduados de la universidad, sin embargo, es una experiencia que vale totalmente la pena vivir alguna vez en la vida.

Una de las ventajas de hacerlo cuando todavía eres joven es que puedes ahorrar dinero fácilmente eligiendo opciones ‘no tan tradicionales’ diseñadas específicamente para viajeros de estas edades. Por ejemplo, los hostales y albergues a bajo costo, además claro, de sistemas como Airbnb y Couchsurfing.

2Viajar a la India

Con la salida de la biografía de Steve Jobs pareciera que viajar a la India es algo obligatorio para cualquier persona que desea ‘ser exitosa en la vida’, sin embargo, desde siempre ha sido un destino muy relacionado con el autoconocimiento y la espiritualidad.

La India aparte de ser un país muy interesante y que ofrece una enorme cantidad de cosas para hacer, también es sumamente económico. Por cierto, visita nuestro artículo ¿Cuánto cuesta un viaje a la India? para más información.

3Conocer las maravillas del Sudeste Asiático

No es de extrañar que el sudeste asiático se haya convertido en uno de los destinos emergentes más populares en estos tiempos. Toda esta zona te permite conocer paraísos únicos en su tipo, probar deliciosa comida y disfrutar unas vacaciones completas a muy bajo costo.

¿Quieres salirte de lo habitual? El sudeste asiático es perfecto para ti.

4Subirte a un camello en Marruecos

Si quieres vivir una experiencia totalmente distinta, una opción interesante es escoger como destino a Marruecos.

Estando a solo un par de horas en avión de las principales capitales europeas, Marruecos es un sitio ideal para unas vacaciones legendarias sin gastar mucho dinero.

Por cierto, si visitas Marruecos no olvides pasear en camello por el desierto del Sahara. Es tan divertido como parece.

5Tomarte una foto en la Gran Muralla china

Este patrimonio de la humanidad no está viviendo sus mejores años (véase: ¿Por qué la Gran Muralla China está desapareciendo?) Por esa razón debes de visitar la Gran Muralla antes de que desaparezca en cualquier momento.

6Explorar Tokio

El choque cultural entre oriente y occidente converge en una sola ciudad: Tokio.

La capital japonesa atrae cada año a millones de viajeros de todas partes del mundo que buscan vivir en carne propia un viaje excitante y completamente diferente.

De igual forma, Japón es un país desafiante y al mismo tiempo enriquecedor para los viajeros, en especial para aquellos adultos jóvenes que desean ponerse a aprueba a si mismos. Toma nota.

7Escalar alguna montaña (o intentarlo)

El senderismo y el montañismo son actividades que se han puesto muy de moda los últimos años. Si bien, personas de cualquier edad las pueden practicar, no hay duda que se disfrutan más cuando todavía eres joven.

Aunque los viajes a la naturaleza no sean lo tuyo, intenta por lo menos alguna vez escalar una montaña. Inclusive hasta en el sentido metafórico son parte de las vivencias que te pueden dejar una enseñanza el resto de tu vida.

8Una aventura por Sudamérica

Si tuviéramos que dar una alternativa a los típicos viajes de mochileros por Europa o el Sudeste Asiático, sin duda la opción más interesante que hay es recorrer la parte sur del continente americano.

Sudamérica es una de las zonas más diversas que existen en el planeta, y una ventaja (muy valiosa) es que la mayor parte de los países comparten el mismo idioma.  Genial ¿No?

9Viajar al Oktoberfest con tus amigos

Uno de los viajes más atractivos que puedes hacer con tus amigos (en especial si amas la cerveza), es el Oktoberfest.

Esta festividad típica de la Baviera en Alemania, es también una de las más pintorescas de toda Europa.

Si bien, cualquier persona de más de 16 años puede beber en Alemania, este festival es mucho más disfrutable si tienes entre 20 a 30 años de edad ya que necesitaras tiempo y energía para aprovecharlo al máximo.

10Asistir a un partido del mundial o algún evento de los juegos olímpicos

Puede que no te interesen los deportes, pero ir a un evento de estas magnitudes es algo invaluable… O bueno, por lo menos puede ser un tema de conversación interesante que puedes utilizar cuando no tengas nada más de que hablar en la oficina.

11Hora de acampar

Muchos relacionan la palabra ‘viajar’ con hoteles, restaurantes, clubes y lugares llenos de turistas con sombreros ridículos y cámaras fotográficas colgando en el cuello. Pero ¿Qué pasa con los viajes de acampar? ¿No son ‘viajes’ de verdad o qué?

Inténtalo, descubre las maravillas de la madre naturaleza y olvida las comodidades modernas por un rato.

12Ir a un festival de música electrónica

Los festivales multitudinarios de música electrónica tipo Tomorrowland están diseñados para veinteañeros, por lo tanto es una opción que debería estar en esta lista sí o sí. 

13Ir a Coachella

Ídem con el punto anterior. 

14Salir de fiesta en el Spring Break de Cancún

La fiesta de primavera en Cancún se ha vuelto une evento mítico entre los universitarios de EE.UU y Canadá, por la playa, música y las excesivas cantidad de alcohol que se beben.

Si quieres ir a una de las fiestas más alocadas que existen, tienes que reservar un viaje para el próximo Spring Break.

15Disneyland (sí, no es broma)

Una bonita metáfora para despedir la infancia es ir a algunos de los parques de atracciones de Disney (más si tus padres nunca te llevaron).

Por cierto, según una encuesta hecha por Fox News, irónicamente los adultos disfrutan más de los parques de atracciones de Disney que los mismos niños. 

16Celebrar año nuevo en Times Square

A pesar de que muchos lo catalogan como una “trampa para turistas”, el celebrar año nuevo en Times Square es algo mítico que vale la pena experimentar.

Por lo mismo de que es temporada alta y los precios suelen inflarse hasta las nubes, muchos evitan ir a Nueva York en fin de año. Así que si tienes menos de 30 será mucho más fácil para ti ahorrar.

17Vegas baby!

En este tipo de listas debe estar sin duda Las Vegas.

Casinos, clubes nocturnos, espectáculos, atracciones, buffets interminables y una cantidad impresionante de cosas más para hacer. ¿Qué más quieres? Cualquier otra cosa que se te ocurra es seguro que la encuentres en Las Vegas. 

18Hacer un viaje improvisado al primer lugar lejano que encuentres

Smiling man holding Anywhere sign and hitchhiking at roadside

En el blog hemos hablado largo y tendido acerca de los viajes improvisados y aquellos que no requieren tanta planificación, y que mejor que retomarlo para este post.

Si tienes el tiempo y no muchas obligaciones (como cuando eres joven) tienes que intentar por lo menos alguna vez irte de viaje al lugar más lejano que se te venga a la mente sin un plan definido. Esto te permitirá disfrutar del momento sin tener tantas expectativas preconcebidas.

19Regresar a los orígenes

Es seguro que tu tátara tátara tátara abuelo era originario de algún país lejano o alguna ciudad exótica, o bueno, por lo menos así te lo comentaba tu mamá cuando eras niño…

A tus veintitantos es una buena edad conocer el sitio donde es originaria tu familia. Aunque más que por un objetivo en particular, es una bonita excusa para viajar a algún destino diferente.

 

20Recorrer tu propio país

Por último y no por eso lo menos importante está recorrer tu propio país.

La mayoría de las personas hablan de largos y caros viajes al extranjero, sin embargo, no necesitas salir de las fronteras del país donde naciste para vivir una experiencia fantástica.

Además de la ventaja obvia de que gastarás mucho menos en comparación de un viaje al exterior, un viaje en carretera por tu propio país te permitirá comprender la diversidad que probablemente nunca te hubieras imaginado que existía.

Sin duda, una gran oportunidad para conocer tu tierra.

Loading Facebook Comments ...

No hay comentarios