Los primeros viajes que haces en tu vida (de forma independiente), son una experiencia sin igual. Esa sensación de felicidad, libertad, ansiedad e incluso miedo, la sigues sintiendo con el pasar de los años, y quedan guardados como bonitos recuerdos y anécdotas para el resto de la vida.

Aunque esas primeras aventuras son probablemente las más especiales que tenemos, también son las que más errores terminamos haciendo. Por esa razón, el día de hoy les traemos una lista de 15 consejos fundamentales para todos los viajeros primerizos.

1Elige un destino que no sea tan complicado

El mundo está lleno de lugares impresionantes que valen totalmente la pena conocer. Sin embargo, algunos de estos destinos puede que no sean para viajeros con poca experiencia.

Por ejemplo, no es lo mismo un viaje a la playa o alguna capital europea, que ir a la cordillera del Himalaya.

Si estás haciendo uno de tus primeros viajes de manera independiente, lo aconsejable es elegir un lugar fácil de visitar. Es decir, algún destino que no requiera mucho esfuerzo ni planificación.

2Lleva dinero extra

¿Cuánto es el dinero que tienes presupuestado para el viaje? Después de que tengas una cifra más o menos clara, aumenta el presupuesto un 20% (como mínimo). ¿Por qué? Fácil, siempre vas a gastar más de lo esperado.

Puede que hayas creado un itinerario exacto de todo el viaje, tengas calculado cada centavo de lo que vayas a gastar y estés seguro/a que tu plan no va a fallar. Gran error, porque siempre en los viajes va a haber gastos imprevistos.

Eso sí, a menos de que viajes a la selva o al Polo Sur, es muy probable que termines gastando en suvenirs, tours, alimentos entre comidas, etc. Esa es la realidad. Así que lleva siempre ‘un poco más’ de lo que tenías contemplado.

3Evita el exceso de equipaje

Este es uno de los errores más comunes entre los viajeros, incluso también entre los que tienen más experiencia.

La hora de empacar nunca es fácil. Imagina, estas guardando todo dentro de tu maleta y de repente te das cuenta de que te falta ‘algo’; esto sucede una y otra vez mientras empacas hasta que te das cuenta que ya no cabe nada más.

Esa sensación de “Es posible que lo necesite” es uno de los mayores causantes del exceso de equipaje. Por esa razón, cuando empaques, deja al menos ¼ de la maleta vacía. No te preocupes, fuera de los documentos básicos y algunos medicamentos, nada en tu equipaje es 100% indispensable.

4Lee las experiencias de otros viajeros

Si vas a ir a un lugar en el que nunca has estado, vale la pena leer blogs y reportes de viajes de otros viajeros para tener una idea más o menos general de lo que te puedes esperar.

En el artículo de“los 5 secretos para que todos tus viajes sean épicos”, mencionamos que no siempre es buena idea tener ideas preconcebidas de un destino en el que nunca has estado, pero en este caso al ser viajeros novatos, entre más referencias básicas tengas del lugar, más cosas podrás hacer.

5Ojo con tu teléfono

En el mundo que vivimos hoy en día, la conectividad se ha convertido en algo fundamental.  Por eso mismo, un pequeño error como puede ser no fijarse en el costo de roaming de datos en el extranjero, nos puede ocasionar cargos estratosféricos en el recibo telefónico.

¿Cuál es la solución?

Si tu teléfono lo tiene bajo un contrato (plan de renta), cuando viajes a otro país, ten el teléfono siempre en modo avión. Con esto ya no vas a consumir datos.

Otra alternativa si necesitas estar conectado durante el viaje es comprar una tarjeta sim cuando llegues al país. Por cierto, ten en cuenta que en algunos casos puede que no sean compatibles los teléfonos. Consulta las bandas que trabaja tu celular antes de comprar la tarjeta.

También la mayoría de las compañías telefónicas ofrecen planes de datos hacia el extranjero. Suelen ser caros, pero te saldrá mucho más barato que pagar los cargos extras de roaming.

6Mantente en contacto con la familia

Estar en constante comunicación con alguien en casa es un hábito que todo viajero debería de tener. Por fortuna, en la actualidad es muchísimo más fácil que nunca mantenerte en contacto con otras personas gracias a aplicaciones como WhatsApp y Facebook.

Hay que aclarar que no nos referimos a que estés pegado al teléfono durante todo el viaje. Con un mensaje del lugar al que irás o inclusive con una fotografía que publiques en Instagram es más que suficiente.

7No le tengas miedo a los hostales/albergues

Quedarte en un hostal y compartir habitación con un grupo de desconocidos es una idea que puede asustar a más de uno. Pero ¿de verdad son tan malos como para tenerles miedo?

Si bien, con el paso de los años este tipo de alojamiento se ha ganado muchos estigmas del tipo “son ruidosos, inseguros, sucios, etc.”, en realidad en la mayoría de los casos, los hostales te ofrecen una alternativa muy interesante de hospedaje a buen precio.

Para más información consulta nuestro post Consejos si te hospedarás en un hostal.

8Planifica, pero no te excedas

La planificación básica puede hacer una diferencia entre el mejor viaje de tu vida o un desastre total. Cosas tan elementales como tener un itinerario de los primeros días y una noción más o menos clara de lo que puedes hacer te puede ayudar bastante en tu travesía.

Si bien, siempre deberías tener un plan cuando viajes, tampoco hay que excederse. Al final el sobreplanificar puede ser incluso peor que no planificar.

9Escanea tus documentos más importantes

No importa que tan cuidadoso te consideres, cuando viajes deberías de tener un respaldo de tus documentos más importantes en la nube.

Como dice el dicho: todas las tragedias llegan sin tocar a la puerta. De igual forma, en un viaje puedes perder (por extravío, robo, etc.) algún documento importante. Por eso, es de gran importancia tener un respaldo siempre.

Lo ideal es tener en tu correo electrónico o servicio de la nube de tu preferencia, copias escaneadas de tus documentos más importantes, como puede ser el pasaporte, visa, cédula de identidad, póliza de seguro médico, tarjeta de crédito, etc.

De igual forma, estas copias dáselas a algún familiar o persona de confianza para cualquier emergencia.

10Explora, explora y explora

La mayor diferencia entre un turista y un viajero es que el turista rara vez se sale de los tours prefabricados, mientras que el viajero explora y pregunta a los locales para descubrir la joya oculta del lugar.  

Por ejemplo, es bonito tomarle una foto a la Mona Lisa en el Louvre o caminar por el paseo de la fama de Hollywood, pero es mucho más interesante perderse por las calles de París o ir a una de las famosas excéntricas fiestas californianas.

Cuando viajes, no te quedes atrapado en lo común.

11Viaja con algún amigo

El viajar en solitario es una experiencia invaluable que te ayudará a crecer como persona, no hay duda. Sin embargo, puede ser al mismo tiempo demasiado desafiante para los viajeros principiantes, en especial si visitas un destino culturalmente distinto al de donde tú vienes.

Lo ideal en tus primeros viajes es hacerlo con otra persona. Te ayudará bastante a sobreponerte de la sensación de soledad, miedo, timidez, etc. que pudieras llegar a tener.

En el caso de que no consigas a alguien que te pueda acompañar, no te preocupes, donde quiera que vayas siempre encontrarás a una persona (puede ser algún otro viajero o un local) que te servirá de apoyo en el caso de que te sientas solo.

12Tómate tu tiempo y no aceleres el viaje

La emoción de conocer un nuevo sitio puede hacer que queramos ver todo en un solo viaje. Aunado al poco tiempo de vacaciones que tenemos generalmente, muchas veces terminamos recorriendo docenas de sitios sin apenas disfrutarlos.

Para poder disfrutar y vivir la experiencia completa del lugar, trata de no apresurar el viaje. Toma el tiempo que creas adecuado y viaja lento.

13No tengas miedo

El miedo hasta los viajeros con más experiencia lo siguen sintiendo cuando viajan…

Desde asuntos externos como lo son la inseguridad y la inestabilidad social del lugar al que irás, hasta situaciones propias de cada quien como lo es la timidez y la soledad, el miedo se manifiesta de distintas formas, pero al final de igual forma puede terminar arruinándote todo el viaje.

¿Cómo superarlo?

Primero que nada, hay que saber diferenciar entre el miedo verdadero y el miedo psicológico. En pocas palabras, el miedo real o verdadero es un mecanismo que te aleja de un peligro inminente que pone en riesgo tu vida. En el caso del miedo psicológico, tu vida no corre peligro pero tu mente se comporta como si de verdad lo hubiera.

Ya que lo identificaste: a) Si es un miedo real, sigue tu intuición y aléjate. b) Si es un miedo psicológico, enfréntalo.

En el caso de que sientas que el miedo no te deja seguir, simplemente respira y sonríe. Esto bajará un poco tus barreras mentales y te ayudará a continuar.

14Olvida las expectativas y disfruta

Otro error que los viajeros habitualmente cometen es crearse expectativas muy altas sobre el viaje.

Nadie pone en entredicho que en el viaje te la vas a pasar bien y aprenderás un montón de cosas, pero también hay que entender que no todo en esta vida es color de rosa y las fotografías tan interesantes que viste en Instagram son solo una parte muy superficial de lo que realmente representa el viaje.  

Hay una frase muy utilizada entre los viajeros que dice: déjate sorprender. Como regla general, la felicidad es inversamente proporcional a la cantidad de expectativas que tengas.

15Ser viajero primerizo no significa ser idiota

El ser nuevo en algo no necesariamente significa que no tengas sentido común, aunque hay algunas personas que se les olvida esto…

Solo hay que leer algún portal de noticias para darse cuenta de los típicos errores de los turistas. Desde el clásico “un grupo de turistas borrachos son detenidos por causar destrozos”, hasta el desafortunado “una persona de ‘tal’ nacionalidad fue asaltada en uno de los barrios más peligrosos de toda la ciudad”.

Lo peor de todo es que muchos de estos problemas se pudieron haber evitado teniendo únicamente un poco de sensatez.

Hay cosas muy elementales que deberías de saber, en especial aspectos culturales y las normas del lugar que estas visitando. Es decir, tienes que estar consciente de que no puedes ir por las calles de Dubái con una cerveza en la mano porque te pueden detener y meterte 5 años en prisión, o robar un cartel en Corea del Norte que son 20 años de cárcel y trabajos forzados.

De igual forma, tienes que estar preparado a las circunstancias más obvias que se te pueden atravesar. Por ejemplo, si te vas de viaje a esquiar, al menos debes de llevar un seguro médico. O si irás a un sitio que no destaque propiamente por su ‘buena seguridad’, no lleves objetos de mucho valor.

Tenlo muy en cuenta.

Loading Facebook Comments ...

No hay comentarios