10 razones para viajar en tren

No hay duda que el tren es uno de los medios de transportes más fascinantes que hay para viajar.

Aunque con los años, los trenes han perdido gran parte de la cuota del mercado que llegaron a tener en épocas anteriores, en la actualidad hay cada vez más viajeros que se deciden a escoger al tren antes que los aviones. Incluso, en países de Europa y Asia, sigue siendo la forma favorita de transporte entre los mochileros.

¿Quieres vivir una experiencia diferente? ¿No te gustan los aviones y buscas alguna alternativa? Si todavía no te convence, en este artículo te daremos 10 razones por las que querás viajar en tren en tus vacaciones.

Es más económico

Una de las razones por las cuales el ferrocarril fue tan popular en el siglo pasado eran sus tarifas accesibles para todos los bolsillos.

Si bien, con el surgimiento de las aerolíneas de bajo coste en algunos casos los aviones son más económicos que los trenes, en gran parte de las rutas los trenes siguen siendo más baratos, y más si se comparan con los boletos de primera clase de ambos transportes.

También hay que tener en cuenta que, a diferencia de la industria aérea, las compañías de trenes todavía hacen descuentos a niños y estudiantes. Algo que nuestras billeteras lo van a agradecer.

Los precios se mantienen estables

Si has comprado un boleto de avión últimamente, te habrás dado cuenta que los precios cambian en prácticamente cualquier instante. Afortunadamente con los trenes, los precios son mucho más estáticos, incluso si llegaran a cambiar las tarifas es más probable que bajen a que suban.

Mayor cantidad de equipaje

Tradicionalmente, el medio de transporte más flexible en cuanto al equipaje es el tren; una reputación que hasta el día de hoy sigue manteniendo.

Por ejemplo, con la mayoría de las compañías aéreas solo puedes llevar una maleta con un límite máximo de entre 20 a 25 kg (dependiendo la aerolínea). En cuanto a las empresas de autobuses, el peso máximo suele ser de 30 kg. Mientras tanto, en líneas de trenes de pasajeros como Amtrak, puedes llevar dos maletas de hasta 50 kg cada una (250 libras como máximo).

Si eres de esas personas que viajan con mucho equipaje, el tren sin duda puede ser una gran opción para ti.

El equipaje no se pierde

A diferencia de lo que mencionamos en el artículo de ¿Por qué se pierde el equipaje en los aeropuertos?, en las estaciones de trenes la pérdida de las maletas es algo sumamente raro. Incluso, en Japón, no existen denuncias de extravío de equipaje en los trenes desde hace más de 50 años.

Comodidad

Una ventaja que se agradece bastante, es que los trenes son muy cómodos, sin importar que viajes en las clases más económicas.

Además del mayor espacio en los asientos que suele haber si se compara con otros transportes, cuando viajas en tren tienes la opción de moverte a tu voluntad; todo sin tenerte que preocupar de que alguien te diga “Por favor, quédese en su lugar y abróchese su cinturón”.

Eso sí, a menos de que viajes en un vagón de tercera clase en un tren nocturno de la India, es difícil no viajar con comodidad en los trenes.

Es perfecto para viajes de larga distancia

Si hablamos de conveniencia, las rutas largas de tren son ideales para aquellos que no tienen tanta prisa y quieren vivir en carne propia cada centímetro del trayecto.

Por ejemplo, en las rutas europeas se hacen escalas en decenas de pueblos pintorescos y pequeñas ciudades, que de otra forma probablemente nunca hubieras visto.

Otras de las ventajas que tiene es que te puedes ahorrar al menos un día de hospedaje si eliges los trenes nocturnos. Ideal para los mochileros.

Adiós turbulencia

Como cualquier otro transporte terrestre, la turbulencia no es un problema con los trenes. Y como extra: ¡Tampoco hay baches!

Así es, dos pájaros de un solo tiro.

Olvida las largas filas en los filtros de seguridad

Hay que aclarar que sí existen filtros de seguridad antes de abordar los trenes, pero son muchísimo más rápidos que los que se encuentran comúnmente en los aeropuertos.

Otra ventaja relacionada a este punto, es que puedes subir al tren prácticamente de último momento. Mientras que en los aviones si no facturas por lo menos hora y media antes de despegar, no te dejan subir.

Por cierto, muchas veces si pierdes el tren, te puedes subir al siguiente sin cargo extra. Algo totalmente inimaginable con las aerolíneas.

Es bastante seguro

Si la industria aérea es conocida por su seguridad, los trenes lo son todavía más.

De acuerdo con una lista publicada por el diario británico Telegraph, los trenes son el segundo medio de transporte masivo con menos fatalidades por millón de viajes en todo el mundo. Es decir, hay una muerte por cada 50 millones de viajes.

Las estaciones están en muy buena ubicación

A partir de la revolución industrial, el ferrocarril se convirtió en la forma principal para mover mercancías y personas en las ciudades, por lo que las estaciones se construían en zonas clave con el fin de facilitar las conexiones.

Por esa razón, si se dan cuenta, la mayoría de las estaciones de tren principales de las grandes ciudades están prácticamente en el centro. Mientras tanto, los aeropuertos en su gran mayoría están a varios kilómetros a las afueras.

Punto a favor para los trenes.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario